¿Cómo tener finanzas personales sanas? 5 recomendaciones valiosas

finanzas-personales-sanas-cashe

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Queremos ayudarte a alcanzar unas finanzas personales sanas.

Muchos mexicanos hemos crecido bajo la concepción de que hablar de dinero es algo inapropiado, incorrecto o escandaloso. Los mandatos de nuestras costumbres señalan que el dinero que una persona posee es un asunto privado, lo cual, no queremos mostrar como algo inadecuado pero sí decir que se trata de un enfoque incompleto y, ¿cómo así?  En realidad pocas personas comprendemos cómo, cuánto y para qué usamos el dinero. Es momento de abrir la conversación con nosotros mismos, una pareja o la familia y enfocarnos en comprenderlo, por eso, este artículo te ayudará con tips y recursos útiles que sirvan a propósito de mejorar tus finanzas personales. Sigue leyendo.

Tabla de contenido

finanzas-personales-cashae
Nunca es tarde para mejorar la relación que tenemos con el dinero.

¿Qué son las finanzas personales?

Para empezar con el tema, primero entendamos de qué se trata. Las finanzas personales son guías que las personas o  las familias siguen para la gestión y administración de los recursos que tienen en poder, por ejemplo, ingresos, gastos, deudas, y en el escenario ideal, herramientas para organizar esos recursos de manera que se puedan conseguir metas y objetivos. De forma más simple, las finanzas personales serían la forma en que ordenas un capital y patrimonio. 

Toda persona que perciba un ingreso y lo gaste, es un operador de finanzas. El primer gran tip para mejorar la relación que tenemos con el dinero es tomar consciencia sobre el rol que ejercemos en el tema y luego entonces, tomar otras acciones que nos hagan cuestionar o analizar ciertas decisiones.

Las importancia de las finanzas personales

Toda vez que hemos repasado el qué son, vayamos al para qué. Si alguien te preguntara, ¿para qué te serviría saber en qué usas el dinero que generas, ¿qué dirías? 

Las finanzas personales importan por una razón suprema: un bolsillo saludable que brinde libertad y seguridad económica para alcanzar y encontrar los caminos que nos acerquen a metas y resolución de necesidades. Otras ventajas sobre la importancia de las finanzas personales son: 

  • Independencia financiera. 
  • Mejora de la calidad de vida. 
  • Estabilidad económica.

5 recomendaciones valiosas para unas finanzas personales sanas 

Ahora sí, ¿cuáles son las recomendaciones que te permitirán alcanzar unas finanzas personales sanas? Los detalles a continuación: 

  1. Querer mejorar tus finanzas. Es muy probable que esto suene extraño si es que has llegado hasta el listado porque hay una clara intención de aprender a gestionar el cash pero cuando se trata de dinero no hay fórmulas mágicas. Los beneficios que te gustarían o buscas alcanzar requieren voluntad, disciplina y determinación para que éstos se materialicen, así que acepta el compromiso, y ve por ello. 
  2. Elige tus metas. Imagínalo de esta forma, ¿para qué te subes a un taxi si no sabes a dónde quieres que te lleven? Lo mismo pasa con el dinero, decide qué quieres conseguir con el cash que tienes, ¿liquidar una deuda, comprar un teléfono? Luego entonces habrá que trazar una ruta para llegar a tu objetivo. 
  3. Evalúa tus gastos. El principio de cualquier plan financiero es reconocer cuánto y a qué rubros estás enviando el dinero. Haz un registro en papel o digital por cantidad y categoría. Esos registros son oro para entender que tal vez estás gastando demasiado en rubros que no deberías y viceversa.

Algo súper importante en esta recomendación es diferenciar los tipos de gastos. Existen dos principales llamados fijos y variables. Los primeros refieren a renta, comida, transporte y todo lo esencial para vivir;  mientras que los segundos, definen gustos y entretenimiento. ¿A qué lado de la balanza se inclina tu situación económica?

  1. Diseña un plan de acción. Toda vez que has identificado el total de ingresos, los montos de los gastos fijos y variables y, las categorías que definen tus gastos. Tu plan de acción debería contener al menos 5 aspectos:
    1. Periodo de tiempo. El plan puede ser mensual o semanal considerando cómo es la regularidad de tu ingreso. Diséñalo pensando que durante ese tiempo, probarás cómo te funciona.
    2. Prioriza gastos. Para que la ejecución sea exitosa, se necesita jerarquizar los gastos. Una práctica recomendada es nunca disponer del dinero que necesitas, digamos, una semana de transporte por un peluche de baby Yoda. ¿Cómo te sentirías después de eso?
    3. Reducir gastos. Sé la “Lois” de tu vida y repite: “¿Te parece qué somos ricos?”. Evita  todo lo que puedas las compras por impulso, hacerlo no sólo te dará las herramientas para comprar de forma inteligente sino que ahorrarás.
    4. Identificar deudas. En caso de que existan, es necesario que sepas el tipo de deuda qué es, de cuánto va la aportación que harás y qué pasará si no cumples con ella. 
    5. Evaluar el plan. Pasado el tiempo de ejecución , evalúa cómo te fue. ¿Mejoró, empeoró? ¿Qué salió bien y qué no tanto? Y recuerda, el secreto de las finanzas personales sanas es que siempre puedes mejorar las acciones financieras en beneficio de tu vida, salud y bolsillo.

Cuida tu salud.  Reza un dicho popular: “lo importante es que tenemos salud”, y vamos, aunque no lo parezca tener una buena salud es causa y consecuencia de unas finanzas sanas porque tendrás energía y un estado físico adecuado.

Recursos gratuitos para aprender más.

Las recomendaciones de antes son un buen comienzo para mejorar cómo te relacionas con el dinero y en Cash Apoyo Empeños queremos que consigas información y herramientas útiles para que aprendas más. Échale un ojo a estas sugerencias gratuitas en línea.

  1. Educación financiera para todos. Este curso en línea de CONDUSEF te brindará información básica sobre finanzas personales. Lo mejor es que tiene una sección específica para diseñar un plan financiero y otros temas como ahorro, inversión y fraudes. Inscríbete aquí 
  2. Finanzas personales. La UNAM en colaboración con Coursera han abierto un espacio de aprendizaje que enseña los requerimientos mínimos para tomar o mejorar las decisiones financieras.  Más información aquí.
  3. Oferta educativa gob.mx. En el sitio del gobierno federal se ofertan 20 cursos de educación financiera que van desde conceptos básicos e introductorios hasta un nivel de conocimiento más avanzado para productores. Todos los cursos son en línea y sólo requieren un registro a través de su página de internet. Inscríbete aquí. 

Como podrás ver, las finanzas personales son más importantes de lo que podrías haber pensado alguna vez y sus beneficios no sólo abarcan lo económico sino todas las áreas de nuestra vida pues al final, todas se interrelacionan. 

Recuerda también, que tenemos un blog apoyarte para hacer tu vida financiera más sencilla a través de las soluciones cash que tenemos para ti.

Si te gustó este artículo compártelo en tus redes sociales o dinos qué te pareció y si te ha funcionado. 

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más noticias